Sendero Barranco de las Sabinas

Descripción del sendero

Nos encontramos en el entorno del embalse de la Bolera que recoge las aguas del río Guadalentín. A este pantano, se asoma uno de los paisajes más agrestes del parque por sus pendientes y formas.

La densa vegetación de coníferas acentúa el carácter arisco de estas elevaciones. Sin embargo, si observamos detenidamente podemos apreciar especies botánicas de apariencia mucho más delicada que nos harán disfrutar con sus colores y formas. Una parada en el jardín botánico nos dará las claves para reconocerlas.

 

Caminos de la Erradura

Partiendo de Pozo Alcón por a carretera A-326 en dirección a Huéscar y, antes de cruzar el puente junto a la presa, sale una pista forestal a nuestra izquierda de bastante anchura, que recorreremos con nuestro vehículo hasta situarnos en el valle que forma el arroyo del Vidrio. Aquí se encuentra nuestro punto de inicio (ver 1 en el mapa), en el entorno del aula de la naturaleza. El hornico y del jardín botánico que lleva el mismo nombre. Aquí podemos dejar el vehículo, y veremos los carteles de inicio del sendero.

El jardín botánico alberga interesantes especies vegetales que mas tarde, con la debida atención, seremos capaces de identificar en el sendero, seremos capaces de identificar en el sendero. Muchas de ellas son autóctonas, como la viola cazorlensis. Por su parte el aula de la naturaleza desarrolla actividades de educación ambiental y animación.

Comenzamos subiendo unos trescientos metros, dando algunos iros por una senda de un metro de anchura, antiguo camino de herradura que comunicaba diferentes cortijadas de la zona.  Un camino de herradura era aquel tan estrecho por el que solo cabían caballerías, pero no carros.

 

Descenderemos al Río

Transitamos entre pinos y enebros, en un terreno arenoso buscando el collado de la Cigarra.2, dejando en el lado derecho el cerro Gallego. Una vez rebasando el collado, comenzaremos a bajar hacia una zona donde la vegetación se cierra y casi invade el sendero.

En unos seiscientos metros daremos vista al arroyo de la Venta y un bonito puente forestal. 3, constituido en piedra sobre este arroyo que se encajona entre las rocas calizas. Este alimenta con sus aguas al cercano embalse de la Bolera.

Una vez que lo hemos cruzado. Tomamos la dirección ascendente, flanqueados por las dos torres calizas emblemáticas de la Sierra de Pozo: el picón de Hernández a la derecha y el picón del Molinillo a la izquierda.

 

La sabina

La sabina, de nombre científico Jupiterus phoenicea, es un arbusto de hasta ocho metros de altura, de corteza grisácea, fibrosa y que desprenden en tiras delgadas. Sus hojas jóvenes pinchan, pero luego evolucionan a forma de escamas de un color verde oscuro. Da un fruto redondeo del tamaño de un garbanzo de color verde amarillento al principio y rojizos en su madurez. Vive en regiones de clima mediterráneo.

La calidad del suelo le da igual, criándose en las laderas norte y sur indistintamente, aguantada bien las sequias y tiene gran resistencia al viento, aquiririendo caprichosas formas para defenderse del mismo. Se da desde el nivel del mar hasta los 1.700metros de altitud. Y es frecuente en la Península Ibérica. Ya los griegos, y luego los romanos, lo empleaban entre otros remedios para quitar las verrugas.

En el cuervo tiene un gran aliado, pues favorece su diseminación, de manera que cuando esta ave come sus frutos, en los procesos digestivos libera las semillas y las distribuye por el campo en sus excrementos.

 

El territorio de la Sabina

El arroyo, que antes apenas llevaba agua, extiende ahora su rumor mientas discurre entre arbustos de boj. Por estos tranquilos parajes, se puede ver algún jabalí, a la cabra montes o al muflón, especie originaria de Córcega y Cerdeña introducida en estas sierras a mediados del siglo XX con fines cinegéticos.

Avanzaremos casi cuatrocientos metros hasta que nos encontramos con una bajada al rio. 4 por el camino podremos a observar la abundancia de sabinas que dan nombre al sendero y como estas se encaraman en difícil, equilibrio a las peñas, agarrándose con sus raíces desnudas. Nosotros seguiremos remontando el cauce del arroyo otros ochocientos metros hasta el final, nos encontraremos, de nuevo, con otro cruce de pista en el aquel un viejo camino de herradura nos sale a la derecha, con fuerte pendiente. Para llegar al punto en el que dejamos nuestro coche deberemos volver por el camino que hicimos a la ida.

 

 

 

 

 

 

 

Cómo llegar

 

Aparcamiento

Hay un aparcamiento con unas 5 plazas al inicio del sendero.

Datos técnicos

  • TRAYECTO: Lineal
  • LONTITUD: 2,1 km
  • TIEMPO ESTIMADO: 50 min
  • DIFICULTAL: baja
  • TIPO CAMINO: Senda y carril
  • PAISAJE / VEGETACION: Pinares y formaciones de coníferas. Picachos rocosos. Barranco y tajos abruptos. arroyo. Puente.
  • SOMBRA: Frecuente
  • AUTORIZACION ESPECIAL: No es necesaria
  • RECOMENDACIONES: Llevar Agua Potable Y Vestimenta Y Calzado Adecuado
  • DESNIVEL MAXIMO: 79m
  • COTA MÁXIMA: 1.090 m
  • COTA MINIMA: 1.011 M

 

Otros senderos cercanos

El parque natural ofrece otros recorridos para los senderistas. Entre los más próximos están el Sendero de Guazalamanco y el Sendero de la Cueva del Agua.

 

Buenas prácticas y recomendaciones