Sendero Presa del Tranco a Cañada Morales

Descripción del sendero

Al amanecer, el embalse del Tranco presenta un agua calmada de tono gris, como el plomo fundido. Poco a poco las copas de los pinos se van iluminado de una sola luz rojiza, hasta que finalmente el disco solar emerge en el horizonte. Estas y otras sensaciones podemos vivirlas recorriendo este tranquilo sendero.

De trazado lineal y con escaso desnivel nos empleara algo mas de 2 horas y media. En su mayor parte, el trazado sigue una pista que discurre junto a la orilla del pantano

 

Desde la aldea del Tranco

Siguiendo la carretera-319 una vez pasada la presa del Tranco y su poblado, a poco más de un kilómetro, encontramos el inicio del sendero (ver 1 mapa) el en cruce con a pista forestal que sale en el margen derecho y en bajada, encontrando una cadena que cierra el paso de los vehículos.

Entre pinos carrascos y monte vamos andando, no muy lejos de agua del embalse. En el margen opuesto veremos el Monteagudo y el Collado de los Monteros, distinguiéndose las casas cortijo de Fuente de la Higuera.  Detrás de nosotros, si miramos hacia el sur, podemos ver la Isla Cabeza de la Viña al final de pantano, destacando arriba los tajos del pico Banderillas. Igualmente, al frente y en el sentido de nuestra marcha, ya veremos el pueblo de Hornos de Segura y detrás, el Yelmo, cubre emblemática de la zona.

Después de recorrer 1,5 km, aproximadamente, pasaremos por una zona húmeda, donde los juncos invaden el camino. Y aparecen las ruinas del cortijo de Los parrales 2 bojo unas paredes de toba. Encima de ellas está el área recreativa y el hotel montaña Los Parrales. Recorriendo unos ochocientos metros veremos, en una zona de olivar, un camino 3 que parte hacia la izquierda y que nos llevara al camping Montillana donde podemos pernoctar.

 

Bordeando el embalse

Nosotros continuamos doscientos metros por nuestro sendero, cerca de la orilla, pasando junto a algunos quejigos de bollo porte. Después de cruzar un pequeño puente que salva el arroyo de montillana, nos encontramos con las ruinas de otro cortijo, que lleva el mismo nombre, desde el cual se aprecian vistas de los lugares antes mencionados, lo que merece un alto en el camino.

El agua hoy invade lo que constituyó una rica vega, llena de cortijadas y huertos, que fueron abandonados por sus gentes para ser ocupadas por el pantano. Cuando el nivel baja, aparece lo que queda de ellas, recordamos otras épocas.

La visión de Hornos de Segura es cada vez mas cercana. Esta población esta amurallada y encaramada en una roca, denominado el valle que hoy inunda el pantano. La localidad declarada conjunto Histórico-Artístico en 1985, emana aires musulmanes en sus trazados. Así mismo en la otra orilla se distinguen otras aldeas como la Platera, El Carrascal, Hornos el Viejo y otros cortijos aislados.

 

Tranco de Monzoque

Antes de la construcción del embalse, el paso sobre el río Guadalquivir era conocido como Tranco de Monzoque o de Mojoque y como describe Pascual Mandoz resulta sobrecogedor.

Este tranco está en la elevadísima risca situada a la derecha del Guadalquivir y, si tiene acceso aunque muy difícil, es por medio de cortes y composiciones echas en su trayecto: antes de denominarla, presentase la vereda en un vacío, desde el cual por medio de agujeros y poyos hechos en la risca, forman el camino unos maderos colocado en de un punto a otro de ella, camino cuya anchura apenas tiene 5 palmos (1,04m.) y mas de 100 varas (84m.) de altura el precipicio colocado bajo de él. El paso de esta especie de puente, es imposible dejar de hacerlo en el  supuesto de tomar este camino, mas solo las personas que tienen costumbre, lo bifurcan sin marearse o sin experimentar al menos un grande estremecimiento de honor, pues otra cosa no puede suceder interin se atraviesan las 10 varas (8,36m.) que tendrá el largo, en las cuales no se deja de percibir la profundidad del abismo, por la poca anchura del paso, y el espantoso ruido que forma el río estrellado en las rocas que se encuentra en sus corrientes.

Diccionario Geografico. Estadistico-Historico de España y sus posiciones de Ultramar  de Pascual Mardoz(Madrid 1845- 1850)

 

Hasta Cañada Morales

A continuación, avanzamos por un bosque de pinos carrasco, lentiscos, olivillas, romeros y esparragueras. Después de dos kilómetros, llegaremos a un punto importante, pues aquí dejamos la pista para continuar por la senda a nuestra izquierda que comienza con fuerte pendiente y un poco escondida en su inicio.

En este lugar, el paraje conocido como El Chorreón 5, que debe su nombre a una cascada, disfrutaremos de esplendidas vistas sobre el embalse y los montes circundantes.

A partir de aquí, la ruta asciende por una estrecha senda, un bello tramo de menos de dos Kilómetros, hasta la aldea de Cañada Morales. Atravesamos pinares con el cerrado matorral mediterráneo, chopos, olivares y huertas, bordeando el arroyo de Cañada Morales. más adelante, a la derecha, vemos las escuelas y la ermita de San José Obrero 6, donde acaba nuestro recorrido.

Nuestro trayecto finaliza en esta aldea una vez que alcanzamos de nuevo la carretera que abandonamos al principio de nuestro recorrido, la A-319.

 

Cómo llegar

 

Aparcamiento

  • No hay un aparcamiento habilitado al inicio del sendero..

Datos técnicos

  • TRAYECTO: Lineal
  • LONGITUD: 6,7 km
  • TIEMPO ESTIMADO: 2 h y 35 min
  • DIFICULTAD: Media
  • TIPO CAMINO: Senda y carril
  • PAISAJE / VEGETACIÓN: Pinares y bosque de mediterráneo. Embalse y presa. Elevaciones calizas. Formación de tobas. Valles abiertos. Ruinas de cortijos.
  • SOMBRA: Frecuente
  • AUTORIZACIÓN ESPECIAL: NO ES NECESARIA
  • DESNIVEL MÁXIMO: 132 m
  • COTA MÁXIMA: 781 m
  • COTA MÍNIMA: 649 m

 

Otros senderos cercanos

El parque natural ofrece otros recorridos para los senderistas. Entre los más próximos están el de Aguacebas de Gil-Cobo y el de Cuevas del Peinero.

 

Buenas prácticas y recomendaciones

 

Llevar Agua Potable Y Vestimenta Y Calzado Adecuados.